);

Tiempo de invernar

Este verano 2018 nos ha dejado muchas anécdotas para recordar, risas compartidas que, seguro, rememoraremos en el frío invierno  y sobre todo, muchos nuevos amigos.

Desde Alemania a Andalucía o desde Irlanda a Madrid, cada campista del Rinlo Costa nos ha aportado algo. Algunos, algún que otro susto que, por fortuna, solo fue eso, un susto viajero. Otros, nos han regalado un pedacito de su talento artístico, y otros tantos, nos han contagiado con su alegría, del norte o del sur, ¡pena que el moreno no se pegue igual de bien!

¿Qué más podemos pedir? Bueno sí, que para el año ¡más y mejor! Que a los que vinisteis para una noche que volváis el 2019 pero para más noches, que a los que no llegasteis a venir, que aquí seguiremos esperándoos, y que a los que ya repetisteis por segundo año, ¡que no dejéis de venir!

Apagamos maquinaria, amig@s.

 

 

 

 

 

P.D. ¡Excepto el cortacésped! ¡No queremos que os encontréis una selva al volver!

Un negocio no crece solo

Nuestra idea de aventurarnos en la creación de un camping familiar creció y prosperó gracias a las muchas personas que nos ayudaron y apoyaron desde el primer momento.

Supongo que el verdadero significado de la palabra amigo viene cuándo escuchas un “adelante” o un  “para lo que haga falta”, después de decirles que dejarás tu trabajo de más de 20 años para ser autónoma.

Sí, con esta crisis aún galopando en España, y siendo conscientes de la situación económica que teníamos, decidimos cambiar de rumbo nuestras vidas. Pero la decisión final de seguir con paso firme en esta aventura no hubiera sido posible sin todos esos amigos y amigas que no dudaron en facilitarnos este camino.

Podemos decir que el Rinlo Costa es hoy una realidad gracias a todas estas personas  y por eso, en la tarde de ayer, el bar del camping se cerró al público para daros una pequeña y humilde muestra de agradecimiento haciendo una gran churrascada. Porque los “gracias”, son mejores con el estómago lleno.

Fue una tarde donde el buen tiempo nos acompañó pero lo más importante es que la mayoría de vosotros habéis podido venir y ver el proyecto que habéis ayudado a crear.

Porque vosotros, queridos amigos y amigas, también sois parte del equipo del Rinlo Costa.